Especialidad en Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI)

Especialidad en Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI), tratamiento específico para endinopatías crónicas, tendinitis, tendinosis rotuliana, aquilea, isquiotibiales, pubalgias, epicondilitis, supraespinoso-manguito rotador, fascitis plantares...

¿Qué es la EPI?

EPI® son las siglas de Electrólisis Percutánea Intratisular. Es un sistema bastante novedoso que está funcionando muy bien para tratar algunas lesiones. La principal ventaja es que hay procesos en los que acorta bastante los tiempos de recuperación.

La Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI) es una técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura que produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectado (tendón, ligamento, músculo, etc.). La corriente eléctrica galvánica y el propio estímulo mecánico de la aguja constituyen agentes físicos propios del campo terapéutico de la fisioterapia.

 

¿Qué beneficios aporta respecto a otros tratamientos?

  • Es un tratamiento local en el lugar de la lesión. Con la ayuda de la ecografía se aplica de forma directa sobre el tejido alterado y/o degenerado.
  • Logra reparar el tejido afectado. La EPI es capaz deponer en marcha un nuevo proceso de proliferación del tejido colágeno que está desestructurado en estos procesos.
  • Las modificaciones en la estructura y en el comportamiento mecanobiológico del tejido blando son inmediatas y en tiempo real.
  • La efectividad es alta (en torno al 80%) respecto a los tratamientos convencionales de fisioterapia.
  • La frecuencia de recaídas es baja.

 

¿Cuáles son las indicaciones?

Con la EPI se tratan tendinopatías crónicas (pubalgias, tendinopatía del tendón de Aquiles, tendinitis del tendón del supraespinoso,…), y un número importante de lesiones del sistema neuromusculoesquelético, como son:

  • Tendinopatías crónicas  (tendinitis-tendinosis rotuliana, aquilea, isquiotibiales, pubalgias, epicondilitis, supraespinoso-manguito rotador).
  • Fascitis plantares.
  • Roturas musculares agudas y crónicas (fibrosis).
  • Puntos Gatillo Miofasciales.
  • Esguince de ligamento lateral interno de rodilla.
  • Esguince crónico de tobillo.
  • Periostitis tibial.
  • Síndrome del túnel del carpo.
  • Síndrome del túnel del tarso.
  • Impingement de tobillo.
  • Impingement de cadera.

 

¿Cómo es la aplicación?

  • Aplicación local y segura directamente a la zona de lesión y sin riesgos gracias a la ecografía
  • Aplicada por fisioterapeuta experto en EPI y ecografía.
  • Con la ayuda de la tecnología de ecografía musculoesquelética

 

Algunas imágenes de la aplicación:

epi 1

Última actualización: 28-06-2017