¿Cómo ayuda la fisioterapia?

Descubre nuestros consejos para el tratamiento y prevención de lesiones musculares y las posibilidades que la fisioterapia ofrece en las distintas especialidades.

Según la WCHPT (Confederación Mundial de Fisioterapia), se define como el área de la salud responsable de fomentar, desarrollar, mantener y rehabilitar las capacidades de movilidad y funcionalidad de las personas a lo largo de su vida.

Para la Fisioterapia, el movimiento funcional es fundamental para que la persona se considere sana.

Cuando la función y la movilidad de una persona se ven afectadas por el dolor, envejecimiento, lesiones, enfermedades, incapacidad y largos periodos de inactividad, el fisioterapeuta es el profesional de salud cualificado para hacer la revisión médica completa del paciente.

Gracias a su profundo conocimiento anatómico y fisiológico del cuerpo y del movimiento, el fisioterapeuta promociona el bienestar, la movilidad y la independencia en las personas de 0 a 99 años.

El fisioterapeuta, además de con las técnicas de  terapia manual realizadas directamente al paciente, puede ayudarnos también  en el campo de la prevención.

 

1. Consejos de salud y medidas preventivas

Puede acudir  a un fisioterapeuta a preguntarle si está haciendo algo mal que aumente el riesgo de lesión, si es correcta tal actividad física para su caso particular o qué tipo de ejercicio complementario le puede venir bien para aliviar sus dolencias. En ocasiones una buena reeducación gestual disminuye en un cincuenta por ciento el dolor que refiere el paciente en la segunda sesión.

 

2. Técnicas activas por parte del paciente::

Por ejemplo, ejercicios de movilidad, estiramientos o automasaje para relajar la tensión de los gemelos o de la región lumbar u otras, dependiendo del ejercicio practicado. Podemos incluir en este apartado todo tipo de grupos de trabajo corporal como gimnasia propioceptiva, yoga terapéutico, pilates, etc.

 

3. Entrenamiento específico:

Con la ayuda de un fisioterapeuta,  podremos realizar ejercicios específicos para fortalecer aquellas zonas más dadas a lesiones, según la actividad que se practique. Por ejemplo, hacer entrenamiento específico de tipo propioceptivo de tobillos y rodillas, para futbolistas, esquiadores, saltadores y todos aquellos que practiquen ejercicio intenso con riesgo de lesión de estas zonas.

 

4. Derivación a otros profesionales:

Como profesionales sanitarios, los fisioterapeutas son capaces de atender una serie de problemas o de prevenirlos. Pero también es muy útil su capacidad para derivar a otros profesionales, según las necesidades de la persona.

 

Última actualización: 28-06-2017